By Ed. Lampre

Show description

Read or Download Aforismos - Oscar Wilde PDF

Best spanish books

Manual de croche'

В испанском я не силен, но, как я понял, это учебник по вязанию крючком.
84 образца.

Apocryphal Lorca: Translation, Parody, Kitsch

Federico García Lorca (1898–1936) had huge, immense impression at the iteration of yankee poets who got here of age throughout the chilly warfare, from Robert Duncan and Allen Ginsberg to Robert Creeley and Jerome Rothenberg. In huge numbers, those poets haven't simply translated his works, yet written imitations, parodies, and pastiches—along with essays and important stories.

The Reception of Darwinism in the Iberian World: Spain, Spanish America and Brazil

I Twenty-five years in the past, on the convention at the Comparative Reception of Darwinism held on the college of Texas in 1972, purely nations of the Iberian world-Spain and Mexico-were represented. ' on the time, it used to be obvious that the subject had attracted curiosity purely as seemed the "mainstream" technological know-how nations of Western Europe, plus the U.S..

Additional info for Aforismos - Oscar Wilde

Example text

Y el esto no nos dice nada que no sea lo generaL Evidentemente que podríamos des1gnar tal objeto por una ·especie de nombre propio. Pero, dice Hegel, la palabra individual es algo que carece en absoluto de sigrúficación, porque ·no designa lo general, y aparece como algo simplemente puesto, arbitrario. Y los nombres que damos a los individuos, por ejemplo, parecen escogidos al nzar, arbitrariamente asignados, o pueden ser cambiados a volun tad. De tal manera encoramos un estudio incipiente de la idea de alteridad, ademtís 'de la idea del en sí, y de la idea ·de lo indistinto del esto en relneión con las cosas determinadas.

A ~pinoza; empero, hastn ahora 110 ha definido ese nHÍs, Jxn· que no podrú ser advertido si11o poco a })()CO y en ulro momento, en otra fase ele la dialéctica. La frns(! l. la determinación en tanto que ncgadlm acarrea esta afirmación en el mismo m o·vimiento ncgntivo del enten dimiento que hace desaparecer todo en la m1idacl abstracta, esto es, en la unidad de la sustancia. Digo Em el fondo que lo fra se se torna tanto en contra de 43 H egel como de Spinoza. Por cierto rJO es ésto el propósitode Hegel porque la sustancia como unidad abstracta es la sustancia de Spinoza; la sustancia de H egel es para él una unidad concreta; si he dicho que esto es válido para Hegel como para Spinoza es que, en efecto, h uy un movim)ento que, en ambas doctrinas, ir1volucra al individuo, niega al individuo en tanto que tal, puesto que hay otros individuos a su lado, porque en H egel el individuo está integrado en otras totalidades como son las naciones y finalmente en una gran totalidad que es el esp:írítu.

Hablamos establecido respecto del presente tema tres proposiciones de lns cuales la segunda desarrollaba la primera, y la tercera llegaba a la idea de naturaleza por la idea de alteridad en sí. Hegel dice en el sebrundo momento, después de la primero triada de notas, que algo se mantiene en su no ser determinado, nicht Dasein. Cada cosa no es lo que es porque ella no es tal otra cosa. Es siempre la presencia de la negación tal como la establece Platón en el Sofista. Cada cosa es idéntica al no ser determinado, pero asimismo tenemos la impresión de que coda cosa no es por completo idéntica al no ser determinado.

Download PDF sample

Rated 4.80 of 5 – based on 42 votes